¡Bienvenidos a este pequeño espacio llamado blog!
Creado para acercarnos un poco más a todos nuestros colaboradores y clientes.
En él os ayudaremos con consejos de todo tipo, sobre salud, mejoras en los espacios de oficina y a la vez os mantendremos informados de todas nuestras novedades.
Nuestro primer blog lo vamos a dedicar a la visión y su mejora en la oficina.

Actualmente cualquier puesto de trabajo en oficina conlleva pasar muchas horas sentados frente a una pantalla de ordenador.
Es algo inevitable pero hay medidas que pueden ayudarnos a que el impacto en nuestra salud visual sea menor.
Mantener fija la mirada sobre la pantalla de tu ordenador durante un periodo prolongado provoca una reducción en la frecuencia de parpadeo y consecuentemente fatiga visual. 
En los últimos años la miopía ha aumentado entre los jóvenes llegando a alcanzar al 50%.

Tus ojos frente al ordenador. Cuidados.


4 FORMAS DE CUIDAR TU VISITA FRENTE AL ORDENADOR

1) Colocación del monitor: 

El monitor debe estar colocado frente a tus ojos.
Por lo general la pantalla y nuestra cara deben estar en paralelo para no provocar frecuentes giros de los ojos.


2) Trabaja con buena iluminación: 
La fatiga ocular puede ser causada por luces excesivamente brillantes o fuertes.
Por eso es importante evitar deslumbramientos directos sobre los ojos y destellos sobre la pantalla. Ni de frente ni de espaldas a las ventanas. 

Síntomas de la fatiga visual

  • Molestias oculares: escozor, pesadez de párpados, sequedad, lagrimeo, enrojecimiento,…
  • Trastornos visuales: visión borrosa, hipersensibilidad a la luz, dificultad de enfoque,…
  • Trastornos extraoculares: cefaleas, vértigo y mareos, molestia en la nuca y cuello,…


3) Descansos y aplicar la regla 20-20-20:

Es importante descansar la vista con frecuencia, para ello podemos realizar el ejercicio «20.20.20», este consiste en hacer descansos cada 20 minutos que estemos usando dispositivos intercalando con 20 segundos mirando a una distancia de más de 20 metros, esto te permitirá descansar el ojo.
Siempre que nuestro trabajo nos lo permita debemos hacer pausas activas de poco tiempo.
Lo ideal sería levantarse un par de minutos de la silla por cada hora de trabajo.
Así ayudaremos a eliminar la rigidez muscular.

4) Parpadea con frecuencia: 

En alguno de los casos concentrarse en el trabajo disminuye la frecuencia en la que parpadeamos y esto puede ser perjudicial para los ojos.
No parpadear puede dar lugar a ojos secos.
Por ello es importante que lo tengamos en cuenta y parpadeemos p ara evitar la sequedad en los ojos.

A continuación os proponemos una serie de ejercicios que nos indican bajo la supervisión de especialista ocular.

Ejercicio 2

Colocarse delante de la pantalla. Fijar la mirada en una esquina. Recorrer visualmente los borde, primero en el sentido de las agujas del reloj y posteriormente en sentido inverso. 

Realizado el ejercicio 1 y/o 2 contraer los músculos del rostro manteniendo el gesto 3 segundos y luego relajarlos. La visión será más nítida ahora.

Ejercicio de palmeo

A media jornada y al final de ésta es muy aconsejable este ejercicio de relajación de los músculos oculares.
Sentado y con los codos apoyados en la mesa colocar las palmas de las manos cubriendo el rostro. Los ojos permanecen cerrados y relajados. Respirar profundamente e imaginar un escenario agradable. 2 ó 3 minutos.
En esta posición puede realizarse un ligero masaje circular con las yemas de los dedos sobre los ojos.